Descubre la labor de la Fundación Yves Rocher en México con la Mariposa Monarca

Queremos contarte más sobre la labor que se hizo en México de la mano de la Fundación Yves Rocher, cada día nos enorgullece más ser el principal patrocinador de la Fundación. Descubre las acciones increíbles que se hicieron.

El Efecto Mariposa

Preservando el hábitat de la Mariposa Monarca y el medio ambiente para los humanos.

En los años 90´s alrededor de un billón de mariposas Monarca migraban a México. En 2014, solo 35 millones continúan emprendiendo vuelo. (Fuente WWF)

La Mariposa Monarca es un precioso y pequeño insecto. Cada año, emprenden un viaje épico para migrar de Canadá a Estados Unidos, pasando el invierno en bosques de México. Durante su viaje polinizan plantas. Sin embargo, debido al cambio climático, el uso de pesticidas y la destrucción ilegal de bosques mexicanos, estas mariposas enfrentan una seria amenaza. Además, la biodiversidad de un ecosistema que alberga cientos de especies de plantas, aves y mamíferos está en peligro.

MAriposas Monarca en Bosque

 

4 millones de árboles han sido plantados para salvar a la Mariposa Monarca

Los bosques en el Estado de Michoacán están siendo talados ilegalmente. Victimas del tráfico de madera. Esto ha creado una situación de emergencia para las mariposas y para la biodiversdidad en general. Para comprender la magnitud de esta amenaza, este ecosistema es hogar de 423 especies de plantas, 132 especies de aves y 56 especies de mamíferos. Incluyendo algunas especies de animales endémicos. Como parte del programa Plantemos por el Planeta, la Fundación Yves Rocher y WWF México han reunido fuerzas para reforestar la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca, de esta manera restaurarán su lugar para hibernar y les brindarán a los bosques protección a largo plazo que salvaguardan recursos de agua para las poblaciones locales. Un proyecto inspirador, que crea lazos entre los árboles y los animales.

Un árbol que nutre

La nuez Maya es rica en nutrientes y tiene propiedades que reparan el CO2. Por esta razón, la ONG Biomimicry Europa está trabajando arduamente para replantar esta especie en su nativa Península de Yucatán.

¿Podemos alimentar a un país gracias a sus propiedades nutritivas? ¡Claro que podemos!

La nuez Maya es un árbol milagroso que produce nueces con alto grado nutritivo, son fáciles de deshidratar y de preservar. Por miles de años esta nuez ha jugado un rol central en los hábitos y costumbres de la civilización Maya. Existen muchas razones para traer de vuelta esta fuente alimenticia a su región nativa.

Semillas en palma de una mano

 

Un árbol que salva el planeta

Además de proveer comida para comunidades locales, la nuez Maya es un árbol que transforma CO2 en piedra caliza: ¡Una solución única de almacenamiento de carbono!

El programa “Árboles que salvan vidas”

Comenzando con un programa en Haití en el 2011, la Fundación Yves Rocher ha apoyado el programa “Árboles que salvan vidas” dirigido por Biomimicry Europa desde 2018. Este proyecto en conjunto con comunidades locales en la Península de Yucatán, marca el comienzo del regreso de este increíble árbol a su tierra natal Maya.

Logros de estos proyectos:

4 millones de árboles plantados entre 2009 y 2018 (cedros y pinos)

13 viveros establecidos por comunidades para crecer los árboles.

Alrededor de 56,000 hectáreas de bosque, convirtiéndose en refugios para las mariposas monarcas.

230 trabajos creados en los viveros.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *