Pasos de oro para un cabello hermoso

Naturalidad y efectividad pueden ir muy de la mano para ofrecerle un cuidado especial a tu cabellera. Te platicamos algunos aspectos que te ayudarán a elegir los productos adecuados y algunos mitos y realidades que vale la pena revisar.

¿Te imaginas tener un cabello sedoso, hidratado y con brillo? No es tan difícil como piensas, la clave de todo es la constancia y tener productos adecuados a tu tipo de cabello que se conviertan en tu aliados. Además de saber algunos pasos esenciales que cuidarán de tu cabello y lo fortalecerán.

El paso 1 es conocer tu tipo de cabello y amarlo

¿Has escuchado la frase de “la china quiere ser lacia y la lacia quiere ser china”? Todos los tipos de cabello son hermosos, forma parte de tu esencia y puede que sea una característica hermosa que habla sobre ti. Existen 4 tipos de cabello: Lacio, Ondulado, Rizado, Crespo y todos son increíbles. Es por eso que una vez que lo identifiques será mucho más fácil buscar el tratamiento adecuado para potenciar su belleza.

Desde el shampoo al acondicionador, hasta el cepillo que tienes que utilizar, cada cabello tiene distintas necesidades.

Mujer contemplando su cabello ante el espejo

El paso 2 es prestar atención antes, durante y después de lavarlo

Antes de lavarlo, te recomendamos cepillar tu cabello en seco antes de lavarlo para que salga el cabello suelto y estimules el cuero cabelludo, en este punto, también puedes aplicar una mascarilla hidratante. Además, puedes exfoliar tu cuero cabelludo para eliminar células muertas y promover el crecimiento del cabello. Elige entre uno u otro, puedes usar la mascarilla y el exfoliante cada 15 días y alternarlos.

Mascarilla Capilar Nutritiva

Exfoliante Capilar Anticontaminación

Durante la ducha, asegúrate no lavarlo con agua caliente, ya que esto no solamente dañará tu fibra capilar, sino que puede resecar tu cuero cabelludo causando caspa. Al lavarlo, aplica el shampoo en tu mano y distribúyelo por el cuero cabelludo, masajeando con las yemas de tus dedos y no con las uñas. Otro consejo que te damos es que no subas todo tu cabello a tu cuero cabelludo, con tus dos manos pasa la espuma que se formó en tu cuero cabelludo de medios a puntas, esto evitará enredos y desgaste de la fibra capilar.

Después de lavarlo, puedes aplicar en tu cabello unas gotitas de un enjuague capilar, como el de brillo, que elimina las partículas que impiden su luminosidad, dejando el cabello ligero y deslumbrante.

Enjuague Capilar Brillo

También puedes usar un bálsamo capilar de medios a puntas para sellar su hidratación y para que el peinado sea mucho más sencillo, si tienes el cabello ondulado o rizado, te recomendamos aplicar una crema para peinar que definirá tus ondas y rizos, además de que olerá delicioso.

Crema Capilar Reparación Día/Noche

Seca tu cabello con una tela de microfibra o algodón y nunca lo frotes. Si vas a secar tu cabello con secadora o vas a utilizar alguna herramienta que lo exponga al calor, aplica un protector de calor. Notarás un cabello mucho más sano.

Sérum Capilar Antiquiebre

El paso 3 es la importancia del cepillado

Conocer el tipo de cepillo o peine que va con tu cabello es esencial para evitar dañarlo. El cabello ondulado y rizado debe cepillarse con un peine de cerda ancha, esto hará que las ondas y rizos de formen naturalmente, si lo cepillamos con un cepillo desenredante podríamos dañarlo y generar frizz. Sin embargo, este tipo de cepillos sí son ideales para el cabello lacio.

Recuerda siempre cepillar comenzando por las puntas, continuando con la parte de en medio y terminando por la raíz.

Mujer cepillando su cabello

 

Si te gusta recoger tu cabello en una coleta, te recomendamos utilizar una dona o mejor conocida como “scrunchie” estas evitarán tensar tu cabello, dañando la fibra capilar.

Algunos mitos:
-No se debe lavar diario el cabello:
esto depende totalmente de las características del cabello, hay quienes pueden lavarlo un día sí y uno no porque no hay producción excesiva de sebo. Quienes tienen problemas de cabello graso sí deben lavarlo a  diario con los productos ideales para ese tipo de cabello.

-El cabello se acostumbra al mismo tipo de producto: El cabello tiene un ciclo de vida, al igual que las células de la piel del cuero cabelludo, por lo que al estar renovándose no es posible que como tal se «acostumbren». Lo que sí puede pasar es que el cabello necesite atender otra necesidad por cambio de estación, hormonal, etc.

-Trenzar el cabello asegura su crecimiento: sin duda es un hábito que permite que el cabello no se esté friccionando, pero no está comprobado que crezca por que sí. El crecimiento depende más del cuidado y de la sana alimentación.

Cuéntanos qué tipo de cabello tienes, qué producto es tu aliado de belleza y qué otro consejo nos recomiendas, ¡nos encantará leerte!

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *